0 comentarios

OTRA MODERNIDAD ES POSIBLE - HUMBERTO BECK

Otra modernidad es posible es el libro de Humberto Beck en el que plasma el pensamiento de Iván Illich. La crítica que hizo Iván Illich de la modernidad y del crecimiento tecnológico la llevó a cabo alrededor de los años setenta, sin embargo, es hoy en día cuando su crítica cobra más sentido.

En este libro se explica que las ideas de Illich hacen referencia al momento en que la innovación se lleva a cabo por impulso, sin pensar si realmente estas innovaciones producirán una mejora de las condiciones de vida de las personas o no, al momento en que se hacen innovaciones dejando de lado la ética.

La recopilación del pensamiento illichiano hace una reflexión sobre hasta qué punto la tecnología y las innovaciones nos favorecen y nos invita a hacer una profunda reflexión sobre toda nuestra sociedad en la que vivimos, explicando el concepto de la contraproductividad, que es el momento en que la productividad obtiene los resultados contrarios a los que pretende realmente.

Además, nos plantea que el uso de la tecnología ha pasado de ser un medio para ser un fin en sí misma; y hace una fuerte crítica a dos de los pilares de nuestra sociedad, que son la educación pública obligatoria y la sanidad.

Es un gran libro que resume el pensamiento de Iván Illich, que explica de forma esquemática y perfectamente resumida las ideas de este pensador; y que se puede complementar para enriquecer la lectura y su comprensión de los libros originales del autor.

Personalmente, creo que esta crítica es muy necesaria porque, a pesar de que no comparto muchas de las ideas de Iván Illich por ser tal vez demasiado radicales en algunos aspectos, nos encontramos en una sociedad en la que producimos y consumimos por hábito, y pocas veces nos paramos a pensar en si eso es lo que realmente nos hace felices. Creo que es necesaria una reflexión muy profunda de la sociedad en la que vivimos para poder modificarla o, como mínimo, tomar conciencia de nuestros actos.

Lo que más me ha gustado de las ideas de Illich es su gran capacidad para hacer un análisis de raíz muy completo, no busca soluciones fáciles. Sus ideas buscaban cambiar las bases de una sociedad que avanza hacia su destrucción con cara sonriente y sin pensar demasiado.

Por lo tanto, recomiendo muchísimo la lectura de este libro, para poder plantearnos preguntas nuevas y ver cómo se tambalean ideas que creíamos tener muy claras; aunque siempre con una mirada crítica y buscando encontrar nuestro propio criterio y pensamiento.

Laia Vaquerizo.

2 comentarios

DEL COLOR DE LA LECHE - NELL LEYSHON

Con esta obra Leyshon nos estremece y nos impacta con la historia de Mary, una niña con una pierna lisiada que vive en una casa rural en siglo XIX. Una joven que aprende a leer y a escribir con una biblia y que vive sometida por aquellos que la rodean. A lo largo de la historia vamos avanzando junto a ella, que nos cuenta su vida a través de su puño y letra con una simplicidad de vocabulario y estructura debida a su reciente aprendizaje de la lectura y la escritura.

Tenemos delante un libro muy breve pero de una intensidad abrumadora. Son pocas las ocasiones donde he conseguido empatizar de una forma tan profunda con un personaje. Aunque se trata de una joven marginal del siglo XIX que vive una situación y una vida muy distinta a lo que hoy en día podríamos encontrarnos, Leyshon ha logrado que sienta la piel de Mary como si fuera la mía hasta el punto de encontrarme con sentimientos muy intensos durante la lectura. Este efecto se debe a la sensibilización de la escritora a la hora de describir y contar los sentimientos y pensamientos de la protagonista haciendo hincapié en detalles muy personales y muy poco superficiales explicados en primera persona con una sinceridad enternecedora.

Otro aspecto que ha hecho que me enamore de este libro ha sido la riqueza con que la Nell Leyshon ha dotado a este personaje principal. Mary, con solo 15 años y una vida difícil, nunca se resigna a su destino. Nunca se conforma con ser aquello a lo que siempre le han dicho que puede aspirar, es decir, a ser una analfabeta que solo puede trabajar en el campo, cumplir órdenes y recibir castigos abusivos. Mary nunca acepta las etiquetas ni las injusticias cuando se la trata como no merece y se la juzga por su condición. Ella me recuerda a la joven institutriz con la que Charlote Brönte nos demostró que una mujer en el siglo XIX puede luchar por romper estereotipos. Es Jane Eyre un personaje que demostró que la belleza no está por encima de la cultura ni por encima del derecho a decidir tu propia vida y tus propias elecciones. Jane y Mary son mujeres que en una época de sumisión femenina emprenden una lucha que a día de hoy defendemos millones de personas.

Si decidís leer esta novela, os sumergiréis en una lectura breve pero absorbente donde el encanto reside en la narración conmovedora de la protagonista.

Andrea Moreno.

0 comentarios

EL MAL DE MONTANO - ENRIQUE VILA-MATAS

Un asunto pendiente. Llevaba tiempo queriendo conocer a Vila-Matas, y no en persona –he aprendido que normalmente es más interesante conocer a los escritores a través de sus libros que de sus personas – y sí a través de alguno de sus libros. Por recomendación he llegado a este. No puedo resumir en una sola frase antes de terminar este párrafo qué es lo que tenemos delante cuando abrimos El mal de Montano, probablemente tampoco pueda hacerlo en la reseña entera. Pero hoy hablo de él, principalmente para saber si he entendido algo.

El mal de Montano es un híbrido entre novela y diario íntimo con las fronteras entre ambos géneros muy difusas. Hace unos días, queriendo recomendar este libro a un amigo, le dije: mira, lo empiezas y tienes claro que es Vila-Matas quien te está hablando, pero acabas esa parte del libro y te das cuenta de que no era él, de que es una novela y quien te habla un personaje. Sigues con la siguiente parte y te dices, aquí sí, aquí seguro que es él, pero llegas al final y te das cuenta de que tampoco. Y así con las cinco partes que componen el libro. Como una matrioska. Vas abriendo partes buscando encontrar al autor y, al final, no está. Luego te preguntas de qué te iba a servir encontrarlo, te ríes y colocas el libro en la pila de tus favoritos.

Entremos en detalle. El mal de Montano es la reflexión de alguien – que puede ser o no el autor, eso da igual, soy del bando de los que prefieren el Lazarillo anónimo – sobre literatura. A partir de una «sobredosis mortal de literatura», el narrador nos lleva por un camino donde a cada paso nos tropezamos con citas textuales o referencias a otros autores u obras. El mal de Montano es una oda a la intertextualidad en la literatura. Es como si Vila-Matas nos mostrará impresionándonos el talento y la originalidad que tiene su estilo y escritura para luego decirnos: calma, se lo robé a otro. Vila-Matas probablemente sea el mejor vampiro de la literatura española. 

A partir de la explicación del mal de Montano – un hijo enfermo de literatura que no existe más allá de la ficción –, Vila-Matas nos lleva por un homenaje inolvidable a la literatura, a la novela, a lo ficticio por un camino donde lo aparentemente novelesco va pasando a ser diario íntimo. O no, cómo él mismo dice en el libro: «este diario que se me está volviendo novela». Cuánto hay aquí del baile de espejos borgiano que tanto nos ha cautivado y cautiva. Para que lo entendáis, todo es tan magníficamente raro que incluso incluye una conferencia sobre la primera parte del libro. Todo ello es esta novela (¿?). Fragmentariedad total.

En cierto momento del libro, el narrador se pregunta: «¿Por qué Marcel Duchamp volvió del mar?». Pasan algunos párrafos y más adelante contesta: «Para ver el mar». Y entonces tú, que no estás entendiendo absolutamente nada pero que a la vez estás absolutamente enganchado y encantado, recibes la respuesta a por qué te estás alejando tanto mientras lees este extraño libro de lo que mandan los cánones de la literatura. ¿Por qué? Para entenderla. Para entender la literatura. A veces lo mejor es apartarse de la ventana para ver mejor por ella. Una delicia de libro. 

Víctor González.


0 comentarios

EL CUMPLEAÑOS DE KIM JONG-IL - AURÉLIEN DUCOUDRAY Y MÉLANIE ALLAG

Propongo hacer un pequeño ejercicio imaginativo. Para empezar te diría que cerrases los ojos y comenzases a dar rienda suelta a tu parte más creativa e imaginativa, sin embargo no lo haré, pues necesito que los mantengas bien abiertos para que puedas leerme. Vamos allá.

Hay un libro sobre una mesa y tu sed por descubrir, por embarcarte en una nueva historia, en un nuevo relato, te inunda todo el cuerpo. Te acercas, lees el título y, después de arrastrar los dedos suavemente por la portada decides abrirlo, leerlo, escucharlo, sentirlo. Haces, en definitiva, lo que haría cualquier lector apasionado, dejarte llevar. Sin embargo, al abrirlo ves que se trata de una novela ilustrada, un cómic, un libro con dibujos. Un libro con tantos dibujos no puede ser para mí – piensas – seguramente será para alguien más pequeño, seguramente sea cosa de niños.

Es posible que más de una vez te haya asaltado este pensamiento, es posible, también, que afortunadamente no sea así. Sea como sea, quizá, algunos de nosotros nos hayamos vuelto demasiado grises para tanto color.

El libro del que hoy quiero hablarte sí que es cosa de niños. De hecho, es cosa de un niño, Jung Sang, el protagonista de una historia que, como algunas personas, va a ir perdiendo progresivamente el color para acabar viviendo algunos episodios que solo van a poder ser contados en blanco y negro.

«En la República Popular Democrática de Corea del Norte, hay dos personas más importantes que nuestro padre y nuestra madre, nuestro querido general Kim Il-sung y su hijo Kim Jong-il. Como los queremos mucho, colgamos sus fotos en todas partes... En las calles, las fábricas y las casas. Incluso hemos levantado estatuas gigantescas donde depositamos flores por su cumpleaños. Me llamo Jun Sang, tengo 8 años y soy un joven de la Corea liberada. La vida es importante para mí, la esperanza en un futuro radiante, también. Sin embargo, mi vida, mi esperanza, mi felicidad valen menos que la patria.» Así comienza la historia, una historia basada en hechos reales, confeccionada a partir de la convergencia de diversos testimonios recogidos por el periodista Aurélien Ducoudray e ilustrados por Mélanie Allag.

No he podido evitar, después de sumergirme en este mar de imágenes y palabras, preguntarme por lo que yo sencillamente llamo “mi realidad” y por lo distinto que se vuelve todo según quién pronuncie estas dos palabras entrecomilladas. Las páginas de El cumpleaños de Kim Jong-il nos retrotraen a los años noventa, un tiempo que para los norcoreanos se llena de hambre y miseria después de la caída de URSS; un tiempo, que, desgraciadamente, no ha cambiado tanto como desearíamos.

La editorial Astiberri nos invita a abrir los ojos a través de esta crítica y este acercamiento a la dinastía “Kim”, que gobierna Corea del Norte desde 1948 a través de un régimen completamente hermético.

Con este libro no hay excusas para no querer entender la historia y con ella el presente.

Sara C. Labrada 

 
;