0 comentarios

TIEMPOS DE DAVID - ALFREDO DE COSSÍO

Hace unos días me dijeron algo que todavía no ha huido sin dejar sombra de mi cabeza: que vivimos en una época en la que se escribe más de lo que se lee. En esta ingente sobreproducción de libros uno de los frentes con más dificultades a la hora de dejarse ver y conocer son los autores noveles. Hoy hablo de la primera novela de Alfredo de Cossío, peruano afincado desde no hace mucho tiempo en Barcelona, que publica Calcomanía, sello de la editorial Mesa Redonda: Tiempos de David.

Menos mal que existen las cubiertas porque con este título probablemente estuviéramos esperando leer sobre polvo de arena, luchas de religión y Oriente Medio. Pero no. En la cubierta aparece un hombre disparando en un club de tiro y más o menos es lo que vamos a encontrar dentro. Aunque muchos de los nombres tengan reminiscencias bíblicas, aunque ciertas partes de la historia traten dilemas y mitos universales – no es casual que el “maestro” del protagonista, que es David, se llame Saúl –. Pues bien, ¿qué nos cuenta esta novela? Alfredo de Cossío nos presenta a David, peruano en la ciudad de Lima con un trabajo estable, tipo de empleo de aquellos que nuestros abuelos considerarían dignos y de éxito, con pareja, coche de marca y casa propia. Eso es todo lo que tiene pero el libro ahondará en todo lo que le falta. Las posesiones de David no cubrirán la ansiedad por conocer quién es él y qué hace ahí. Lima será para él una ciudad insoportable, violenta, atropellada e incurable. Con un carácter de cierto halo influenciable, David empezará a cuestionarse su vida a través de unas preguntas que también serán lanzadas a nosotros, al lector. A partir de esas preguntas y de un accidente que se convertirá en giro argumental, le acompañaremos en su descenso vital y posterior resurgimiento, en su madurez. Porque de eso trata Tiempos de David, de la madurez en este combate a muerte que es la vida.

Todo aprendizaje implica mancharse los zapatos de barro, bajar al fondo de uno mismo y plantarle cara a los fantasmas; implica la superación de envites, de escollos, de barreras que nos pone el día a día. Y eso es lo que le tocará vivir a David. Y a nosotros, si no lo hemos vivido ya. David encontrará voces que le guiarán en el camino, se apartará de otras. Su novia, el telediario, el gimnasio, el club de tiro: lugares clave en una historia de autoconocimiento que busca traer a la actualidad escenas bíblicas. Sí, los tiempos de David han cambiado, ha pasado el tiempo, pero los problemas de David, los problemas de él y los tuyos y los míos son los mismos. Y si los problemas siguen estando aquí, ¿qué podemos hacer nosotros entonces? Pues, como le dice el Saúl peruano y moderno al también peruano y moderno David: «estamos acá para dejar de ser víctimas». Como nosotros, los que buscamos la salvación en los libros.

Víctor González.



0 comentarios

LA CIUDAD DE CRISTAL - PAUL AUSTER

Tengo que reconocer que en el momento que recibí este libro, pensé que me lo terminaría en una tarde. Eso fue fruto de un prejuicio injusto sobre las novelas gráficas. Habituada a leer narraciones completamente textuales, libres de ilustraciones, subestimé con creces esta obra, así como también caigo, a veces, en el mismo error con un álbum ilustrado o un cómic, pensando de entrada que no tienen nada que envidiar a otros libros meramente constituidos por palabras, donde ni siquiera la tipografía varía en demasía y donde el único juego visual se basa en deslizar nuestros ojos en un sentido lineal, creyendo, erróneamente, que la magia reside exclusivamente en las palabras. 

Pero como todos bien sabéis, un error es una posibilidad de aprendizaje y puedo decir que mis prejuicios han estado muy lejos de la realidad. Y también puedo asegurar que para leer esta adaptación gráfica de 140 páginas de Paul Karasik y David Mazzucchelli de la magnífica novela de Paul Auster, he necesitado una larga semana para poder terminarla y apreciarla en su totalidad. Y es que esta obra constituye una compleja fusión de la historia de Auster con unas ilustraciones que no tienen como objetivo acompañar y complementar el texto, sino que forman parte de él dándole un sentido y significado único. Y si me atrevo a tachar este trabajo de compleja fusión entre texto e ilustración, es por la dificultad de conseguir adaptar gráficamente una obra que trata sobre la naturaleza abstracta del lenguaje donde la base de la novela gira entorno significados inestables y muchas ambigüedades narrativas que tienen como objetivo activar la cooperación interpretativa del lector. El trabajo ilustrativo realizado consigue, entonces, reforzar el significado y el mensaje ofrecido por el texto y cada detalle va dirigido a este objetivo siendo importantes aspectos como las caligrafías empleadas, la distribución de las imágenes en cada página y la manera con que los ilustradores han jugado con la viñeta convirtiéndola en un metrónomo que regula el ritmo de toda la narración. 

Si os aventuráis a disfrutar de esta obra de arte, vuestros ojos disfrutarán de cada detalle y os sorprenderá, hasta qué punto, cómo ideas de lo más abstractas se han podido ilustrar tan ingeniosamente y cómo fluyen armoniosamente a lo largo de la historia, desconcertándonos y absorbiéndonos en la vida del solitario Quinn, un escritor de novela policíaca sin aspiraciones que un día, por error, es confundido por un prestigioso detective, personaje que tendrá como misión proteger a un poeta de su propio padre, un lingüista demente, que lo encerró y aisló del mundo durante nueve años cuando era pequeño.

Andrea Moreno. 
0 comentarios

LLAMARSE NADIE - SALVADOR GALÁN MOREU

Doce relatos con sus doce historias correspondientes son las doce velas que Editorial Difácil ha querido regalarnos para celebrar su décimo año de vida en un mundo, el editorial, en el que parecen haberse extinguido las empresas independientes, de pocos y cuidados títulos anuales, de autores con voz poco escuchada o leída, de escritores con mucho por escribir y descubrir. Pero no, todavía quedan. Llamarse nadie es el título de este libro de relatos que firma Salvador Galán Moreu. 

Estamos delante de un libro heterogéneo, incluso se podría decir que polifacético donde el peso recae siempre sobre el narrador. Con un continuo juego narrativo en el que quien habla aparece y se esconde, los doce relatos que componen Llamarse nadie, y que se dividen en tres partes,  dan la sensación de ser un expositor del manejo del autor en la escritura de estos. Muy a lo Borges, con el característico narrador tan poco fiable, los juegos de espejos, la aparición de los dobles y los contrarios o incluso de aquellos animales fantásticos que tanto gustaban al argentino, Salvador Galán da muestra de cómo la escritura de un libro – y de muchas acciones más, si no todas – es siempre el reflejo de algo anterior, el eco que han dejado otras voces. Hay reminiscencias de aquel narrador apartado que es Pierre Menard en ‘La plaza de Santa Ana’, o del estilo kafkiano en el uso de iniciales en ‘El día de los inocentes’, o incluso de esos diálogos incrustados en la narración tan de las novelas de Trueba. Y mucho más: amplios guiños en forma de relatos a 'Twin Peaks' y David Lynch, al maldito Céline o a Manuel Puig. Toda obra es hipertexto, aunque sea imposible determinar cuál es su hipotexto, y este libro es un claro ejemplo de ello. Pero siempre con la huella propia y personal, la que en este caso consigue imprimir Salvador Galán. 

Todos distintos pero con un elemento clave y común: la importancia del narrador. A veces es quien te habla y a veces quien se esconde tras alguno de los personajes, pero siempre está presente como titiritero de las historias que se cuentan. Asemejándose en muchas ocasiones al rebuscado estilo narrativo de Noll, o incluso al del no tan conocido pero genial Luis Rodríguez,  el discurso narrativo se erige en este libro como un río en el que a veces se puede ver el transcurso del agua y otras no. Pero siempre, aunque no se vea, hay movimiento. Siempre hay un narrador que mantiene un hilo de conexión con el lector. 

Llamarse nadie es un libro para aquellos lectores experimentados en el género del relato, donde el autor busca mostrar su manejo o su maestría a la hora de contar y sus posibilidades como narrador en un género que goza de poca popularidad y, sobre todo, ventas. Solo por eso, aunque hay más y en especial dentro del libro, ya merecería una oportunidad. Felicidades y enhorabuena por el aguante, tan fácil para nosotros los lectores, tan difícil para vosotros los editores, tan Difácil. 

Víctor González.

0 comentarios

OTRA MODERNIDAD ES POSIBLE - HUMBERTO BECK

Otra modernidad es posible es el libro de Humberto Beck en el que plasma el pensamiento de Iván Illich. La crítica que hizo Iván Illich de la modernidad y del crecimiento tecnológico la llevó a cabo alrededor de los años setenta, sin embargo, es hoy en día cuando su crítica cobra más sentido.

En este libro se explica que las ideas de Illich hacen referencia al momento en que la innovación se lleva a cabo por impulso, sin pensar si realmente estas innovaciones producirán una mejora de las condiciones de vida de las personas o no, al momento en que se hacen innovaciones dejando de lado la ética.

La recopilación del pensamiento illichiano hace una reflexión sobre hasta qué punto la tecnología y las innovaciones nos favorecen y nos invita a hacer una profunda reflexión sobre toda nuestra sociedad en la que vivimos, explicando el concepto de la contraproductividad, que es el momento en que la productividad obtiene los resultados contrarios a los que pretende realmente.

Además, nos plantea que el uso de la tecnología ha pasado de ser un medio para ser un fin en sí misma; y hace una fuerte crítica a dos de los pilares de nuestra sociedad, que son la educación pública obligatoria y la sanidad.

Es un gran libro que resume el pensamiento de Iván Illich, que explica de forma esquemática y perfectamente resumida las ideas de este pensador; y que se puede complementar para enriquecer la lectura y su comprensión de los libros originales del autor.

Personalmente, creo que esta crítica es muy necesaria porque, a pesar de que no comparto muchas de las ideas de Iván Illich por ser tal vez demasiado radicales en algunos aspectos, nos encontramos en una sociedad en la que producimos y consumimos por hábito, y pocas veces nos paramos a pensar en si eso es lo que realmente nos hace felices. Creo que es necesaria una reflexión muy profunda de la sociedad en la que vivimos para poder modificarla o, como mínimo, tomar conciencia de nuestros actos.

Lo que más me ha gustado de las ideas de Illich es su gran capacidad para hacer un análisis de raíz muy completo, no busca soluciones fáciles. Sus ideas buscaban cambiar las bases de una sociedad que avanza hacia su destrucción con cara sonriente y sin pensar demasiado.

Por lo tanto, recomiendo muchísimo la lectura de este libro, para poder plantearnos preguntas nuevas y ver cómo se tambalean ideas que creíamos tener muy claras; aunque siempre con una mirada crítica y buscando encontrar nuestro propio criterio y pensamiento.

Laia Vaquerizo.

2 comentarios

DEL COLOR DE LA LECHE - NELL LEYSHON

Con esta obra Leyshon nos estremece y nos impacta con la historia de Mary, una niña con una pierna lisiada que vive en una casa rural en siglo XIX. Una joven que aprende a leer y a escribir con una biblia y que vive sometida por aquellos que la rodean. A lo largo de la historia vamos avanzando junto a ella, que nos cuenta su vida a través de su puño y letra con una simplicidad de vocabulario y estructura debida a su reciente aprendizaje de la lectura y la escritura.

Tenemos delante un libro muy breve pero de una intensidad abrumadora. Son pocas las ocasiones donde he conseguido empatizar de una forma tan profunda con un personaje. Aunque se trata de una joven marginal del siglo XIX que vive una situación y una vida muy distinta a lo que hoy en día podríamos encontrarnos, Leyshon ha logrado que sienta la piel de Mary como si fuera la mía hasta el punto de encontrarme con sentimientos muy intensos durante la lectura. Este efecto se debe a la sensibilización de la escritora a la hora de describir y contar los sentimientos y pensamientos de la protagonista haciendo hincapié en detalles muy personales y muy poco superficiales explicados en primera persona con una sinceridad enternecedora.

Otro aspecto que ha hecho que me enamore de este libro ha sido la riqueza con que la Nell Leyshon ha dotado a este personaje principal. Mary, con solo 15 años y una vida difícil, nunca se resigna a su destino. Nunca se conforma con ser aquello a lo que siempre le han dicho que puede aspirar, es decir, a ser una analfabeta que solo puede trabajar en el campo, cumplir órdenes y recibir castigos abusivos. Mary nunca acepta las etiquetas ni las injusticias cuando se la trata como no merece y se la juzga por su condición. Ella me recuerda a la joven institutriz con la que Charlote Brönte nos demostró que una mujer en el siglo XIX puede luchar por romper estereotipos. Es Jane Eyre un personaje que demostró que la belleza no está por encima de la cultura ni por encima del derecho a decidir tu propia vida y tus propias elecciones. Jane y Mary son mujeres que en una época de sumisión femenina emprenden una lucha que a día de hoy defendemos millones de personas.

Si decidís leer esta novela, os sumergiréis en una lectura breve pero absorbente donde el encanto reside en la narración conmovedora de la protagonista.

Andrea Moreno.

0 comentarios

EL MAL DE MONTANO - ENRIQUE VILA-MATAS

Un asunto pendiente. Llevaba tiempo queriendo conocer a Vila-Matas, y no en persona –he aprendido que normalmente es más interesante conocer a los escritores a través de sus libros que de sus personas – y sí a través de alguno de sus libros. Por recomendación he llegado a este. No puedo resumir en una sola frase antes de terminar este párrafo qué es lo que tenemos delante cuando abrimos El mal de Montano, probablemente tampoco pueda hacerlo en la reseña entera. Pero hoy hablo de él, principalmente para saber si he entendido algo.

El mal de Montano es un híbrido entre novela y diario íntimo con las fronteras entre ambos géneros muy difusas. Hace unos días, queriendo recomendar este libro a un amigo, le dije: mira, lo empiezas y tienes claro que es Vila-Matas quien te está hablando, pero acabas esa parte del libro y te das cuenta de que no era él, de que es una novela y quien te habla un personaje. Sigues con la siguiente parte y te dices, aquí sí, aquí seguro que es él, pero llegas al final y te das cuenta de que tampoco. Y así con las cinco partes que componen el libro. Como una matrioska. Vas abriendo partes buscando encontrar al autor y, al final, no está. Luego te preguntas de qué te iba a servir encontrarlo, te ríes y colocas el libro en la pila de tus favoritos.

Entremos en detalle. El mal de Montano es la reflexión de alguien – que puede ser o no el autor, eso da igual, soy del bando de los que prefieren el Lazarillo anónimo – sobre literatura. A partir de una «sobredosis mortal de literatura», el narrador nos lleva por un camino donde a cada paso nos tropezamos con citas textuales o referencias a otros autores u obras. El mal de Montano es una oda a la intertextualidad en la literatura. Es como si Vila-Matas nos mostrará impresionándonos el talento y la originalidad que tiene su estilo y escritura para luego decirnos: calma, se lo robé a otro. Vila-Matas probablemente sea el mejor vampiro de la literatura española. 

A partir de la explicación del mal de Montano – un hijo enfermo de literatura que no existe más allá de la ficción –, Vila-Matas nos lleva por un homenaje inolvidable a la literatura, a la novela, a lo ficticio por un camino donde lo aparentemente novelesco va pasando a ser diario íntimo. O no, cómo él mismo dice en el libro: «este diario que se me está volviendo novela». Cuánto hay aquí del baile de espejos borgiano que tanto nos ha cautivado y cautiva. Para que lo entendáis, todo es tan magníficamente raro que incluso incluye una conferencia sobre la primera parte del libro. Todo ello es esta novela (¿?). Fragmentariedad total.

En cierto momento del libro, el narrador se pregunta: «¿Por qué Marcel Duchamp volvió del mar?». Pasan algunos párrafos y más adelante contesta: «Para ver el mar». Y entonces tú, que no estás entendiendo absolutamente nada pero que a la vez estás absolutamente enganchado y encantado, recibes la respuesta a por qué te estás alejando tanto mientras lees este extraño libro de lo que mandan los cánones de la literatura. ¿Por qué? Para entenderla. Para entender la literatura. A veces lo mejor es apartarse de la ventana para ver mejor por ella. Una delicia de libro. 

Víctor González.


0 comentarios

EL CUMPLEAÑOS DE KIM JONG-IL - AURÉLIEN DUCOUDRAY Y MÉLANIE ALLAG

Propongo hacer un pequeño ejercicio imaginativo. Para empezar te diría que cerrases los ojos y comenzases a dar rienda suelta a tu parte más creativa e imaginativa, sin embargo no lo haré, pues necesito que los mantengas bien abiertos para que puedas leerme. Vamos allá.

Hay un libro sobre una mesa y tu sed por descubrir, por embarcarte en una nueva historia, en un nuevo relato, te inunda todo el cuerpo. Te acercas, lees el título y, después de arrastrar los dedos suavemente por la portada decides abrirlo, leerlo, escucharlo, sentirlo. Haces, en definitiva, lo que haría cualquier lector apasionado, dejarte llevar. Sin embargo, al abrirlo ves que se trata de una novela ilustrada, un cómic, un libro con dibujos. Un libro con tantos dibujos no puede ser para mí – piensas – seguramente será para alguien más pequeño, seguramente sea cosa de niños.

Es posible que más de una vez te haya asaltado este pensamiento, es posible, también, que afortunadamente no sea así. Sea como sea, quizá, algunos de nosotros nos hayamos vuelto demasiado grises para tanto color.

El libro del que hoy quiero hablarte sí que es cosa de niños. De hecho, es cosa de un niño, Jung Sang, el protagonista de una historia que, como algunas personas, va a ir perdiendo progresivamente el color para acabar viviendo algunos episodios que solo van a poder ser contados en blanco y negro.

«En la República Popular Democrática de Corea del Norte, hay dos personas más importantes que nuestro padre y nuestra madre, nuestro querido general Kim Il-sung y su hijo Kim Jong-il. Como los queremos mucho, colgamos sus fotos en todas partes... En las calles, las fábricas y las casas. Incluso hemos levantado estatuas gigantescas donde depositamos flores por su cumpleaños. Me llamo Jun Sang, tengo 8 años y soy un joven de la Corea liberada. La vida es importante para mí, la esperanza en un futuro radiante, también. Sin embargo, mi vida, mi esperanza, mi felicidad valen menos que la patria.» Así comienza la historia, una historia basada en hechos reales, confeccionada a partir de la convergencia de diversos testimonios recogidos por el periodista Aurélien Ducoudray e ilustrados por Mélanie Allag.

No he podido evitar, después de sumergirme en este mar de imágenes y palabras, preguntarme por lo que yo sencillamente llamo “mi realidad” y por lo distinto que se vuelve todo según quién pronuncie estas dos palabras entrecomilladas. Las páginas de El cumpleaños de Kim Jong-il nos retrotraen a los años noventa, un tiempo que para los norcoreanos se llena de hambre y miseria después de la caída de URSS; un tiempo, que, desgraciadamente, no ha cambiado tanto como desearíamos.

La editorial Astiberri nos invita a abrir los ojos a través de esta crítica y este acercamiento a la dinastía “Kim”, que gobierna Corea del Norte desde 1948 a través de un régimen completamente hermético.

Con este libro no hay excusas para no querer entender la historia y con ella el presente.

Sara C. Labrada 

0 comentarios

LA VERDADERA VIDA - ALAIN BAIDOU

La verdadera vida, un mensaje a los jóvenes es uno de los libros escritos por el filósofo, escritor y profesor francés Alain Baidou. En este libro, a pesar de tener setenta y nueve años en el momento en que lo escribió, se dirige a los jóvenes, lo cual puede resultar extraño o como mínimo peculiar, y puede llevar al lector o lectora joven a pensar que se trata de un mensaje conservador y tradicional. Sin embargo, en realidad se trata de un texto que busca que la persona lectora no se conforme con lo que le viene dado ni se deje arrastrar por la corriente, sino que reflexione y cree su propia vida de manera inconformista.

Para ello, divide esta lectura en tres partes. En la primera habla de los jóvenes en general, sin especificar. Explica qué son los jóvenes y nos presenta una comparación que durará toda la lectura entre lo tradicional y lo contemporáneo. Aquí también lleva a cabo una reflexión sobre el paso de la juventud a la edad adulta con una comparación entre este paso en la sociedad tradicional y en nuestra sociedad contemporánea, explicando que en la sociedad tradicional este paso estaba claramente marcado, a diferencia de cómo es ahora.

Este paso en la sociedad tradicional estaba marcado de maneras distintas para hombres y mujeres, y es esto lo que nos lleva a la segunda y la tercera parte del libro, cada una dedicada a uno de los dos géneros en los que ha entrado el autor.

El autor ha enriquecido el texto añadiendo y acompañando sus palabras de otros textos y palabras de autores anteriores a él.

Se trata de una lectura enriquecedora que permite a este sujeto joven una reflexión sobre qué es y qué no es la juventud y hacia dónde quiere avanzar y sobre el importante papel que tiene en la sociedad, a pesar de que en muchos casos se le haga sentir como insignificante.

Esta lectura viene marcada por la división binaria entre hombres y mujeres, entre el sexo masculino y el sexo femenino. Sin embargo, teniendo en cuenta que se trata de una lectura dirigida a las personas jóvenes, se podría haber intentado eliminar esta división tan simple y haber hablado de un tema tan actual como son los géneros y la sexualidad; aunque se puede entender que no se haya hecho de este modo debido a que se parte de la idea tradicional y se compara con la actual.

En este libro se pretende hacer también una crítica al capitalismo y a la sociedad de consumo, sobre todo en la primera parte de la lectura. Y relacionada con esta crítica encontramos una opinión del autor que embarga una predicción de futuro un tanto peculiar y arriesgada en la parte en que se refiere a las mujeres. Según el autor, las chicas se ven obligadas a madurar y a convertirse en mujeres desde muy pequeñas, a diferencia de los chicos, que mantienen un estado de adolescencia durante casi toda su vida. Es por ello que el autor explica que esta diferencia que viene dada por el capitalismo pretende que sea la mujer la que en un futuro próximo sea quien posea el conocimiento, y por ende sea quien posea todo el poder de las instituciones. Es difícil negar esta afirmación, teniendo en cuenta que se refiere al futuro, sin embargo, es complicado pensar que el capitalismo sea el modelo que nos llevará a un predominio del poder femenino y a la igualdad, por lo cual nos podemos quedar con el mensaje de la primera parte del libro, en el cual anima a los y las jóvenes a pensar por ellas mismas y a buscar un nuevo modelo tanto económico como social que se adecúe a las necesidades del nuevo mundo.

Para finalizar, diría que se trata de una lectura interesante que debe llevarse a cabo con una mirada crítica, y que a pesar de ser una lectura corta, se debería leer con calma y reflexionando cada una de las ideas, puesto que hay muchas ideas en pocas páginas y una lectura rápida y superficial nos llevaría a no entender las ideas que ha pretendido plasmar el autor en esta obra.

Laia Vaquerizo

0 comentarios

EL MANUSCRITO NAZI - JUAN MARTORELL

Imagínate que hubiera alguien, hoy, que pudiera contarte cómo la plana mayor del nazismo celebraba sus reuniones espiritistas, cómo se manejaba en el día a día Himmler, cómo se fraguó el partido nazi o cómo se comportó Hitler en su crecida y posterior debacle. Imagina que todo eso te lo pudieran contar de primera mano. Si crees que no podrías evitar leer ese documento tengo que decirte que este es tu libro. Vale, quizás el testimonio no es real, quizás solo te estoy hablando de una novela que ha escrito Juan Martorell, pero dime, ¿qué es real? Hay un libro que consigue acallar ese “gusanillo” que quizás has sentido despertar mientras te hablaba de la posibilidad de un libro así. ¿Por qué no aprovecharlo? Hoy hablo de El manuscrito nazi, la última novela de Juan Martorell y que ha publicado en junio Espasa.

Desde un principio nos encontramos con Nicole Pascal y Jean, matrimonio que ya ha protagonizado otras novelas de Juan Martorell. En este caso, el encuentro con una pluma muy especial será el pistoletazo de salida de un retroceso a la Historia que resultará, seguro, entretenido, de lectura ágil y, por lo menos para mí, provechosa. Me gusta la Historia que no escriben los vencedores e imagino que quien lea esto también será alguien interesado o interesada en ella; oír qué tienen que contar las grietas del discurso oficial, desempolvar secretos, sean ficticios o no. Al final, la verdad será lo que tú creas que es la verdad. Y mi verdad siempre va entre solapas. 

Nicole y Jean estrecharán su relación investigando acerca del extraño suceso que ha provocado en Nicole la pluma Montblanc. De ahí se encontrarán con la fiel y encantadora Helga La Fontaine, alguien que, misteriosamente, ya los esperaba. Esta les dará un manuscrito que encenderá en ellos la llama de la curiosidad, llama que no podrán notar apagada hasta la resolución total de la historia. A partir de ese momento, las aventuras del matrimonio se intercalarán con la historia de quien se esconde bajo el nombre de Jean La Fontaine, el autor de ese manuscrito, un antiguo cabecilla nazi que se codeó con las figuras principales del momento, participando, por causas que voy a dejar al descubrimiento del lector, en las reuniones espiritas que estos practicaban asiduamente con el objetivo de conectar con los antepasados de su raza para recibir de estos las indicaciones a seguir del partido. Él será pieza clave en estas reuniones y lo contará todo en un manuscrito que llevará de cabeza al matrimonio investigador. Desde los inicios de la andadura del nazismo, con Hitler reclutando cada vez a más gente en sus discursos, hasta el punto álgido del partido, todo rodeado siempre de un aura de misterio que se desprenderá de la narración de Jean Le Fontaine.

Quién se esconde bajo ese nombre, qué nobles espíritus aparecían en esas reuniones o qué pasó con los grandes nombres del nazismo tras la caída de este son curiosidades que Martorell consigue aguantar en la novela con esa maestría tan exigida en la novela policíaca en la que se entona que el detective nunca puede saber más que el lector. Una de las claves de El manuscrito nazi es el avance en la investigación de la mano y al mismo tiempo que la pareja, unida siempre en su lectura del manuscrito, con la sombra siempre alrededor de algo o alguien que les espía. 

El manuscrito nazi es una novela cargada de oralidad con la capacidad de tener páginas que parece que se pasen solas por la velocidad a la que te verás obligado a leer. Es un libro que, como he dicho, se lee rápido, es un libro interesante, cargado de Historia y de secretos, esos que nos hacen comprar un libro, meternos de lleno en él, ser otro por un rato.

Víctor González.

0 comentarios

YA NADA ES IGUAL - LISA DE JONG

Ya nada es igual de Lisa de Jong es una novela romántica, juvenil y fresca, que forma parte de una trilogía de relatos independientes. La trama, con unos protagonistas bien desarrollados, nos presenta cómo en la vida suceden cambios y debemos aceptarlos, porque no todos son negativos, y pueden llevarnos a ser felices.

Trata de una historia de amor con personajes que creen ser muy diferentes entre ellos pero que en realidad tienen más en común de lo que creen, debido a un pasado difícil y una infancia sin uno de los apoyos más significativos en esta etapa: los padres.

Lisa de Jong, la autora de esta novela, ha sabido perfectamente como captar la esencia de cada personaje y meternos debajo de su piel, mostrando sus vivencias poco a poco para que entendamos mejor por qué actúan y sienten de esa manera.

Lo único negativo que encuentro en esta historia de amor, que empieza de una forma peculiar y diferente, es que el final se hace muy desconcertante debido a que no se respeta lo que nos habían enseñado en un principio de los personajes. Aunque es hermoso, sin lugar a dudas, es demasiado esperado y pierde un poco la esencia de los personajes y de la trama como tal.

A pesar de que hay un punto donde los sucesos que ocurren va descreciéndose, mantiene la idea de hacernos cambiar la forma de ver las cosas. Es un libro que, aunque a primera vista no crees que vas a reflexionar sobre él, lo acabas haciendo. Tiene mensajes profundos que podrás llevar a tu vida fácilmente e incluso aplicarlos. La forma de pensar y actuar de los protagonistas te hace sentirte uno de ellos debido a que piensan o dicen cosas que en algun momento todos hemos sentido.

Sin duda, la autora de Ya nada es igual, escribe de maravilla y transmite mensajes importantes sobre la forma de ver tu vida: el pasado, el presente y el futuro. Aunque no supiese de ella anteriormente, me dan ganas de leer todos los libros, debido a que esta novela no me ha decepcionado ni lo más mínimo y me ha dejado con ganas de saber más sobre esta escritora.

Elsa Bestard.

0 comentarios

NAGASAKI - SUSAN SOUTHARD

La historia la escriben los vencedores. Y es por eso que la historia de la Segunda Guerra Mundial que todos y todas conocemos es la versión de Estados Unidos. Con este libro la escritora Susan Southard, la cual tiene un posgrado en Escritura Creativa, pretende mostrar la vida con detalles de las personas que sufrieron y sobrevivieron a la segunda bomba atómica a través de cinco jóvenes que explican su historia.

La autora dedicó diez años de su vida a informarse y ampliar su conocimiento sobre la segunda bomba atómica que Estados Unidos lanzó contra Japón entrevistando a supervivientes. Susan explicó en una entrevista para el diario New York Times que la historia de Nagasaki se estaba quedando a la sombra debido a la censura de las fuerzas de la ocupación y a la gran campaña de justificación llevada a cabo por el Gobierno de los Estados Unidos.

Esta última afirmación podemos observarla en nosotros y nosotras mismas. En el momento en que se habla de bomba nuclear la gente tiende a pensar automáticamente en Hiroshima, la cual mató a una gran cantidad de personas, sin embargo, la cantidad fue más reducida y los fallecidos se trataban en su mayoría de soldados nipones. En cambio, la bomba que se lanzó contra Nagasaki mató a más de 74.000 personas civiles que estaban trabajando, en sus casas y en la escuela.

En este libro, la escritora nos explica a través de varios testigos en primer lugar cómo era la vida antes de que la bomba les cambiase la vida. Estas personas habían sido sometidas a un control casi absoluto por parte del Gobierno japonés, y se habían visto dedicadas en su totalidad al negocio de la guerra y a defender su país. Vivían con miedo constante y se empezaban a dar cuenta de que esa guerra no llevaba a ninguna parte.

A continuación, nos explican el día de la bomba. Explican todos los horrores que vieron sus ojos y el dolor que sintieron, la incertidumbre de no saber nada de sus familiares y el miedo a un nuevo ataque, la sed, el hambre continua.

Pero lo peor no acabó ahí, las secuelas de la bomba atómica dejaron una gran cantidad de fallecidos y fallecidas y personas enfermas. Los testigos explican cómo sufrieron y siguen haciéndolo las secuelas de la bomba y de la segunda gran guerra.

Es un gran libro que relata de manera abierta y realista, aunque sea duro, toda la verdad de lo que provocó la guerra. Hace que se perciba de una manera más humana la guerra, que tiende a deshumanizarse con objetivos imperialistas de los gobiernos, sin pensar en todas las víctimas civiles que lo sufrieron. Con este libro podemos observar que, además de todas las personas muertas, que no fueron pocas, en la guerra, hay una gran cantidad de personas que quedaron heridas de por vida, con traumas por todo lo vivido y echando de menos a sus familiares y amistades fallecidas. Es una historia triste y difícil de leer, pero que todos y todas deberíamos leer y tomar conciencia para evitar que el recuerdo de las víctimas no caiga en el olvido debido a la manipulación mediática y a las campañas de justificación que llevó a cabo Estados Unidos.

Además, la autora no se limita a relatar la historia, sino que nos pone en contexto y nos aporta notas e información que ella misma ha utilizado para hacer el libro que pueden ser muy útiles para que la persona que lee el libro pueda informarse más sobre el tema y poder formarse una opinión y un criterio propio sobre el tema.

Por todo ello, recomiendo fuertemente la lectura en conciencia de este espectacular libro, siempre teniendo en cuenta que es una lectura difícil por su triste y duro contenido, y que, por lo tanto, es recomendable que no sea leído por niños ni niñas pequeñas.

Laia Vaquerizo.

2 comentarios

LA PASIÓN SEGÚN G.H. - CLARICE LISPECTOR

Me fascina que pueda entretenerme durante unos días con un libro en el que no dejan de suceder cosas, de aparecer nuevas aventuras sin ningún tipo de tregua a la quietud y, poco después, que me ocurra lo mismo, el mismo sentimiento de entretenimiento, con otro libro en el que aparentemente no pasa nada. Viva la Literatura. El libro del que hablo hoy entra dentro de este segundo grupo, de esos libros en los que parece que nunca pasa nada cuando en realidad está pasando todo, de esos libros que son como la propia vida misma. Hoy hablo de la joya de la corona literaria que fraguó Clarice Lispector, La pasión según G.H.

Desde que leí ‘El perseguidor’ de Cortázar tuve dentro de mí la certeza de que lo que pasa fuera no sigue el mismo ritmo ni dura el mismo tiempo que lo que pasa dentro. Por eso hablo de dos tipos de libro: esos en los que todo pasa fuera o que si algo pasa dentro es como mera excusa o contrapunto de lo que pasa fuera y los otros en los que todo pasa dentro y lo que pasa fuera es solo una excusa o un contrapunto de lo que pasa dentro. Espero haberme explicado bien. O no. Qué más da. En La pasión según G.H. nos encontramos con la protagonista que se esconde tras esas iniciales – de las que nunca sabremos qué o a quién esconden pero que lo que esconden se parece mucho a la propia autora – la cual nos cuenta todo lo que le sucede en su pensamiento a partir de la visión y posterior muerte de una cucaracha. El tema es así de simple, pero no os podéis llegar a imaginar cuánto se complica. He dicho «nos» porque G.H. escribe directamente al lector, buscando una mano a la que aferrarse para poder seguir contando la batalla que se está librando en su interior. Desde la visión de ese insecto una digresión nacerá y visitará todos los huecos y grietas del tiempo hasta conseguir traspasar los límites del propio narrador y del propio libro. Yo ya he acabado de leerlo y creo que en mi cabeza sigue G.H. divagando. 

Creo que todos nosotros necesitamos vivir en algún momento de nuestras vidas un instante de revelación, que puede durar un minuto fuera y una vida dentro y que nos puede cambiar la vida. Y eso es lo que ocurre en esta obra. G.H., sola en su vivienda y con la mirada puesta en la cucaracha, ve en el insecto todo lo que ella ha sido (y no) a lo largo de su vida. Se da cuenta, a partir del asco, de los saltos que tiene que dar a unas barreras que tiene delante y que ha oído llamar «miedos». Sola y quieta, igual que nosotros leyendo lo que nos cuenta, igual que la autora contando lo que su protagonista nos cuenta, es capaz de hacer remover todo lo que nos compone, de movernos sin que ninguna parte de nuestro cuerpo – a excepción de ojos y algún dedo con el que pasar de página – se mueva.

A veces hablo de libros que son bofetadas. Este, claramente, es uno de ellos. Porque si todavía no te has parado a pensar nunca en ti, haciendo oídos sordos, inventando plan sobre plan en tu vida para acallar a aquello que te grita que pares y te pienses; porque si nunca te has atrevido a mirarte al espejo y preguntarte «quién y qué soy», esta es tu oportunidad. La pasión según G.H. es uno de esos libros en los que parece que las hojas de sus páginas pesen más de lo normal y cuesten mucho de pasar, es uno de esos libros que parece que tengan más de mil páginas cuando no tienen ni doscientas, es uno de esos libros, pequeñitos y finos, que cuando lo ves en la librería crees que será un buen refresco de fin de semana y que cuando lo terminas te das cuenta de que ha sido una inundación total. Qué genial descubrimiento ha sido Clarice Lispector.

Víctor González 


0 comentarios

EL ASTRONAUTA DE BOHEMIA - JAROSLAV KALFAR

Un aliciente. Los amantes de las letras nos dejamos llevar por la intuición, la crítica o un aliciente, cualquiera, a la hora de escoger un libro en el que adentrarnos. Este aliciente también es necesario para cualquiera que tiene un libro entre las manos. 

Y cuando lo encuentras, empieza la verdadera aventura de la ficción literaria. En este caso, lo que me atrajo hasta El Astronauta de Bohemia fue ese pequeño aliciente: «Una odisea de ambición y autodescubrimiento en una gran novela que evoca intensamente los mundos de Haruki Murakami y Milan Kundera». 

El aliciente en esta ocasión recogía dos de los nombres que más me han hecho amar este inmenso mundo de palabras, Haruki Murakami y Milan Kundera. Añado a Kafka. En mi opinión ahí es donde reside el potencial asombroso de Jaroslav Kalfar: en proyectar el mundo paralelo en el que te lleva la lectura, donde Murakami te invita a conocer mundos de ficción con una narración detallada y arrolladora, Kundera te reporta a la crítica social con una pasión asombrosa y Kafka te propone ese estilo lúcido e irónico. 

Así se presenta El Astronauta de Bohemia: con ganas de que te dejes impregnar en una aventura de ficción, humanidad, ironía e historia.

En la aventura, nos encontramos con Jakub Procházka, un joven dedicado al estudio de la astrofísica con un pasado ligado al comunismo que aun en su mayor esplendor profesional sigue atormentándole con el recuerdo traumático de su infancia. Por su excelencia en la labor científica, y la total certeza de librarse de toda la culpa y rechazo social debido a la vinculación política de su padre en el pasado, el Gobierno le otorga la misión de recoger muestras de un polvo cósmico que ha aparecido en el Espacio interponiéndose entre la Tierra y Venus. 

Más allá del viaje de su vida, con todo el poder para convertirle en un héroe para la historia de la Republica Checa y el mundo en general, esta decisión le pondrá entre la espada y la pared: el abandono de su mujer, enfrentarse a la soledad así como al peso del pasado que le oprime. 

Ello nos invita a empatizar con el dolor, el sufrimiento, la soledad, la confusión y el miedo de Jakub. Con una destreza brillante y única, el joven escritor Jaroslav Kalfar nos conduce por los distintos caminos de la mente con una angustiosa, real y habilidosa destreza, en el que el lector, comparte las emociones del protagonista. 

El miedo a uno mismo, al pasado y al futuro, en sí mismo, se personifica para convertirse en el mejor acompañante de un viaje que le llevará más allá de la misión astrofísica. El viaje le permite conocer todos los rincones de su memoria, enfrentarse a sus miedos y angustias y enfrentarse a un presente, cada día, que no reconoce. 

En un futuro incierto, que cada día puede no llegar, Jakub en El Astronauta de Bohemia se convierte en una mirada reflexiva para los lectores. Una vista hacia la humanidad, una reflexión de la democracia actual y una representación del ser. ¡Agárrense que despegamos hacia la aventura!

Al·lòdia Garcia Ferrer



0 comentarios

EL PROBLEMA DE LAS MUJERES - JACKY FLEMING

Jacky Fleming es la escritora y dibujante del libro titulado El problema de las mujeres. Nació en Londres en 1955, y sus primeras obras son una serie de postales con aires feministas. A partir de esas postales empezó a tener cierta fama y a ser conocida, lo cual le abrió algunas puertas para poder publicar en periódicos ingleses. En 1991 publicó su primer libro, cuyo título original es Be a Bloody Train Driver, al cual le siguieron seis libros más, entre los que encontramos El problema de las mujeres.

Se trata de un libro basado en la ironía y el humor explicado por una narradora en tercera persona. En este libro la autora trata de explicar el motivo por el cual no hay mujeres en la Historia de la humanidad.

Con este libro, la autora pretende hacer una crítica de la sociedad y de la interpretación de la Historia de la humanidad, en la que encontramos un número minúsculo de mujeres destacadas, mientras que estudiamos y alagamos el trabajo de un número inmenso de filósofos, científicos, artistas y deportistas hombres. Al principio del libro la autora apunta que en la antigüedad no existían las mujeres, y que cuando empezaron a existir, era con una cabeza diminuta. La finalidad de estas respuestas irónicas a la pregunta sobre el porqué de la invisibilización de la mujer en la historia es que los lectores y lectoras reflexionen y busquen tener una mirada crítica de su entorno y de todo aquello que les es explicado, que no se conformen con estudiar la historia que nos vienen dada; por este motivo el libro se inicia con el lema de la Royal Society, que es el siguiente: «No te guíes por las palabras de otros», la cual busca que nos informemos con todos los medios que tenemos a nuestro alcance y no nos conformemos con la información que nos dan, que el lector vea que la historia ha sido escrita por hombres que no han dejado espacio a las mujeres, pero que no por ello significa que no haya habido mujeres con importantes logros.

El título de la obra es ingenioso, de manera que puede hacer que el libro llegue a manos de mentes con tendencias machistas que se encuentren con una dosis de realidad y reflexión. Se trata de un libro con oraciones bastante simples, poco texto y muchas ilustraciones. De primeras, esta descripción podría llevarnos a pensar que se trata de un libro de mala calidad, sin embargo, observamos que es uno de los puntos fuertes del libro, permitiendo así, que el mensaje satírico llegue a un número mayor de personas. Es decir, permite que personas de edad e ideología muy diversa puedan entender el mensaje principal del texto y las ilustraciones. El mensaje del libro es directo y llama a la reflexión personal con muy pocas palabras; además de ser un llamamiento a la desobediencia y a la sororidad.

Es genial la manera en que la autora utiliza la ironía como medio de crítica al machismo que ha existido a lo largo de toda la historia de la humanidad.

Además, se exponen personajes conocidos como pueden ser Picasso, Ruskin, o Darwin y se presenta brevemente, pero de manera muy clara actitudes y pensamientos machistas que manifestaron durante su vida; a la vez que se explican logros muy importantes de mujeres a lo largo de la historia, pero sin excederse, dando lugar a que la persona que lea el libro se interese por la parte de la Historia en la que las mujeres han contribuido, pero no se les ha reconocido el mérito.

El libro finaliza con Darwin, razón por la cual, la lectura puede llegar a hacerse corta. Personalmente me hubiese gustado unas cuantas páginas más hasta llegar a nuestros días, sin embargo, considero que es un libro excelente que debería ir acompañado siempre de una gran reflexión.

Laia Vaquerizo Tortosa

0 comentarios

RAYOS - MIQUI OTERO

Si alguna vez has sentido que siempre serías joven (y no), que los amigos son para siempre (y no), que las borracheras son para siempre (y no), que las resacas asumibles y eufóricas son para siempre (y no), que los besos son para siempre (y no); y si, además, has tenido la suerte o la desgracia de deambular como buen noctámbulo borracho, solo, con amigos, parejas, risas, llantos y/o manos cogidas de la tuya por las calles de Barcelona, solo puedo decirte que este es un libro para ti, igual que lo ha sido para mí: Rayos, de Miqui Otero, publicado por Blackie Books.

Ya desde el principio – si no has leído nada más de Miqui Otero – te das cuenta de por qué hay una pegatina dorada en la portada que pone «La revelación literaria nacional de 2016». ¿Por qué? Porque sabe escribir, mucho y bien. Pero además hay más. No suelo hablar de fútbol en mis reseñas, no sé si por parecer así más intelectual (no) o por no juntar dos pasiones tan fuertes en un mismo contenido (y que explote), pero hoy sí lo haré. Soy del Barça, como Fidel Centella, el protagonista de este libro, pero veo a Cristiano Ronaldo y digo: «este tío sabe jugar». Pues bien, leo varios libros a la semana y en la gran mayoría me digo lo mismo que cuando veo a Ronaldo jugar a fútbol pero en este caso en relación a la escritura. Pero ahora llega Messi o Iniesta o Ricardinho en el caso del fútbol sala y algo dentro de ti te dice que ahí hay algo especial, que esa gente juega, sabe que juega y tras saberlo hacen algo más. Pues eso hace Miqui Otero. Y tú, que te sientes un defensa de treinta y largos con una decena de títulos a la espalda y sabes lo que uno de esos genios te puede hacer, te enfrentas a él y te la hace. A mí Miqui Otero me la ha hecho durante algo más de 300 páginas. Y lo extraño es que quiero seguir dejando que me humille.

Rayos es la explicación en forma de novela de lo que sentimos o de lo que siento yo cada domingo de resaca. Es así. Grupo de amigos, alianza, unión en principio eterna. Tiempo. Más tiempo y entonces grietas, rotos, descosidos, separaciones y adiós. Pero también posos, cenizas con la posibilidad de volver a encenderse, ríos que parecen secos pero en realidad se estaban filtrando por piedras y rocas del camino para salir a la superficie en forma de corriente visible más adelante. Rayos es un cara a cara con Fidel Centella, un vis a vis con alguien que se ha dado cuenta de que quiere o que necesita contarte su vida para entenderla, organizarla, encararla, afrontarla. La vida es un camino por claros y oscuros y ese sería un buen resumen para decir lo que es este libro. Hay euforia, alegría desbordada, abrazos etílicos, cama, saliva y sudor; hay pérdidas, separaciones, lágrimas, vacíos y ruina. Hay música, mucha música, cine, literatura, Barcelona, tierras norteñas. Pero decir esto solo sería marcar con chinchetas en un mapa lo que no te debes perder de ese país que vas a visitar en verano cuando la clave, y lo sabes, es perderte en sus calles, perderte en las líneas de un texto que sabe jugar con los ritmos, que es maestro en finales, que sabe guiñar el ojo, que sabe silbar, sabe mucho de reír y sabe poco de llorar por fuera. Todo dividido en etapas dejando la parte central a la juventud, ese momento en el que nuestro pecho se infla y nos creemos invencibles (y no).

Siempre digo que uno de los trucos que uso para paliar mi cobardía ante la vida es leer, porque las lecturas en realidad predicen tu vida, te ofrecen todas las posibilidades de escenarios que te puedes encontrar. Rayos es un ejemplo más para tener esto claro y sobre todo para exprimir cada paso de tus pies jóvenes, cada baile, cada risa, cada trago, cada beso e, incluso, cada llanto. Rayos es una bofetada. ¿A tiempo?

Víctor González.


0 comentarios

DOCTOR PORTUONDO - CARLO PADIAL

Me gustaría empezar diciendo que ojalá hubiera más gente como Carlo Padial en el mundo pero me da miedo decirlo porque no sé si eso sería realmente un beneficio o un peligro para los demás. Todos tenemos heridas, todos tenemos taras, pero pocos son capaces de mostrarlas, de no camuflarlas, de hablar de ellas o, incluso, de mofarse de ellas. Carlo Padial es capaz de eso y de mucho más. Por eso me da miedo. Nos lo muestra en sus vídeos de Internet continuamente – de los que me declaro fan – y nos lo muestra, también desde ahora, en este libro confesional que es Doctor Portuondo, publicado por Blackie Books.

Es inevitable decir que nunca sabes qué es lo real y lo que no cuando es Padial el que habla y estoy seguro de que la gran mayoría de reseñas del libro darán cuenta de ello. Pero también pienso que no creo que sea necesario intentar separarlo, intentar estar seguros de cuánto hay de ficción en este libro, intentar descubrir dónde nos está mintiendo el autor. En definitiva, podemos estar leyendo una mentira y creérnosla y yo ahora poder estar hablando de esa mentira a través de otra mentira y los lectores de esta reseña estar creyéndosela. ¿No es eso la vida? En Doctor Portuondo, Padial nos cuenta su experiencia con el psicoanálisis a manos del excéntrico psicoterapeuta cubano Juan Antonio Portuondo, un fanático de Freud y ex boxeador capaz de atacar a sus pacientes si la terapia lo pide o él cree que lo pide. A partir de una infancia traumática con unos padres demasiado centrados en el cuidado de las fiestas de fin de semana en su piso, Padial encuentra en el psicoanálisis – y un poco también en Tupac – el salvavidas a su zozobra interior, a su misantropía, a su renegación de lo social, a su niño estancado. 

En Doctor Portuondo nos encontramos a un Padial que habla de frente, sin ningún tipo de defensa, sabedor de que es capaz de culparse a sí mismo de muchas cosas sin sentir ningún tipo de bloqueo al escribirlo. Incluso podemos llegar a ver juegos narrativos curiosos como el paso del tiempo pasado al presente en la voz narrativa tras la muerte de Portuondo. Hace poco leí una frase promocional de un libro de Goytisolo que decía algo así como que te ibas a reír mucho leyéndolo pero que tuvieras cuidado porque seguramente, tras esa risa, encontrarías restos de sangre en la comisura de tus labios. Pues eso mismo se podría decir de este libro, una obra que te hace reír usando el característico humor de Padial – esa extraña cosa que él hace y que algunos han querido llamar posthumor – a la vez que sientes que la risa proviene de algo bastante trágico y que no es más que su propia vida. Interesante, divertida y maldita. 

Me acuerdo, tras haber leído este libro, de tantos otros que tratan la tristeza del modo más oficial posible y me reconforta saber que todavía hay gente que juega con las formas, que convierte géneros, temas, tópicos, que los metamorfosea. Doctor Portuondo es la historia (¿o histeria?) de Carlo Padial desde su necesidad de terapia hasta su necesidad de abandonarla, tratado todo desde su propia perspectiva y mezclado con todo lo que él ha querido añadir o modificar de la realidad. Un libro divertido hasta que se demuestre lo contrario, la antesala de “algo muy gordo” que vendrá con Padial en los próximos años, el pasillo recibidor a lo que es este extraño hombre, el PowerPoint de presentación de su destartalada y por ello más que interesante cabeza. El Carlo Padial de aquí es el mismo que el de Playground, que el de APM?, que el de cualquier sitio o medio. Y ojalá siga así. Por lo menos por y para mí. Leedlo.

Víctor González.



0 comentarios

GUÍA DE LA CATALUÑA MÁGICA - CARLOS MESA

Conocí a Carlos Mesa hace ya varios años por pura casualidad al apuntarme sin ningún tipo de referencia previa a una ruta que él mismo organizaba y dirigía a través de su empresa Planeta Insólito. A partir de ese momento he hecho más rutas con él – algo que recomiendo mucho, sobre todo si eres de Barcelona – y, a tenor de lo que aquí nos ocupa, he leído también alguno de sus libros. Ahora aparece de la mano de un gran sello como es Planeta para lanzar al mercado esta Guía de la Cataluña mágica, publicada por Luciérnaga, editorial que ya he tratado en otras ocasiones en el blog. 

Me gusta lo que Mesa cuenta y sobre todo me gusta cómo lo cuenta. Siempre a partir de una oposición clara e incluso a veces cómica hacia todo lo relacionado con la Iglesia, este periodista apóstata y barcelonés sabe ofrecer lo que cualquier oído u ojo ávido de historias ocultas, secretas o discretas quiere tener delante: leyendas, pasajes históricos olvidados o apartados voluntariamente de documentos oficiales, restos de lugares con historias rocambolescas, enclaves, como dice el propio libro, mágicos. En Guía de la Catalunya mágica, Carlos Mesa recopila lo que durante algún tiempo ha ido ofreciendo en programas de radio o incluso en otros libros, como Barcelona insólita y secreta, de la editorial Jonglez. Yo he leído ese libro y reconozco que aún hoy, muchos meses después, sigo abriéndolo a veces para recordar pasajes curiosos que poder contar a la gente o incluso a mí mismo, a mi despistada y olvidadiza memoria. Es seguramente por culpa de haber leído y de tener ese libro que he echado de menos la cuidada edición de aquel: con páginas a todo color, mapas, divisiones por barrios, delimitación de zonas e indicaciones mucho más profundas y trabajadas. Aquí nos encontramos con información igual de interesante pero con imágenes presentadas en blanco y negro, que provocan que a veces no se distingan bien ciertos detalles o que incluso nos encontremos en situaciones en las que el autor nos habla de cierta imagen que en el libro no aparece, imágenes que en la mayor parte de las veces son fotografías del propio autor.

En Guía de la Cataluña mágica, como digo, vamos a encontrar lo que es Carlos Mesa, alguien rebosante de esa información que, sin saber muy bien por qué, siempre interesa a cualquier persona curiosa. En este caso, abre un poco más su prisma y también nos ofrece enclaves de otros lugares fuera de Barcelona como castillos pirenaicos por donde pasaron los últimos cátaros o restos visitables de rutas templarias. Pero hay mucho más dentro de sus cerca de trescientas páginas y lo mejor es que lo descubras por tu cuenta, es decir, leyéndolo; y de esta forma conocerás la faceta masónica y más oculta de Gaudí y sus obras, te darás una vuelta por los secretos más sorprendentes de Barcelona o podrás visitar – eso sí, en papel – los lugares con las leyendas más terroríficas de Cataluña. 

Hay un aspecto común que he visto en toda la gente a la que le gustan este tipo de historias y es que al mismo tiempo les gusta contarlas, les gusta ver en los ojos de los demás esa curiosidad que antes les llamó a ellos. Puedo criticar la edición – y lo he hecho – pero nunca podré criticar el talento de Carlos Mesa y de sus palabras para encender la llama de la curiosidad en el ojo atento (o no) del lector, del oyente, de su interlocutor, sea libro, radio, televisión, red social o persona. Atrévete a comprobarlo.

Víctor González.


 
;